Publicado el

¿Cómo cuidar las joyas Anuskas?

En Anuskas apostamos por una elaboración artesanal de cada joya manteniendo en todo momento la máxima naturalidad de los materiales utilizados, sobre todo en los metales de algunas de las piezas como el latón y la plata, mostrándolos siempre en su estado más natural y primerizo, sin transformarlos con el objetivo de mantener siempre su sencillez.

De esta forma, las joyas de Anuskas tienden por su propiedad natural a envejecer con el tiempo, y esta es una de las propiedades que en Anuskas ¡nos encanta!

 La joya cobra vida con el paso del tiempo, igual que la persona que la lleva.

Es importante saber las transformaciones naturales que pueden experimentar las joyas con el tiempo y según el material con el que estén hechas. También te compartimos unos trucos para poder mantener la joya como el primer día y que se conserve en el mejor estado posible.

La plata

La plata es un metal puro que se utiliza siempre aleado con cobre para mejorar sus propiedades mecánicas. En joyería y en Anuskas se utiliza la plata Sterling o de 925 milésimas, significa que lleva un 92.5% de plata y un 7.5% de cobre. Con el paso del tiempo, la plata tiende a ennegrecerse.

El latón

El latón es una aleación de cobre y zinc. Por su naturaleza, al contacto con el aire y la humedad, tenderá a coger una pátina oscura en su superficie.

  1. Almacenaje

Para mantener el máximo tiempo posible el brillo y color de la joya, es muy importante que la joya se guarde separadamente en el packaging Anuskas, ya sea en la cajita de cartón o en el saquito de tela hechos a mano, y separado de cualquier otra pieza de joyería para evitar una rápida oxidación y rallado de la pieza. El latón y la plata tienden a oxidarse rápidamente en contacto con otros metales.

  1. Conservación: color y brillo de la joya

Los metales como la plata y el latón, son metales que se oxidan de forma natural y tienden a oscurecerse (en ningún caso tiene relación con la calidad del mismo).

Las principales razones son:

  • PH propio de la piel, es un factor determinante en el proceso de oxidación del metal. Variará la rapidez de oxidación en función de si la persona tiene un ph más ácido.

En el caso concreto de los anillos de latón (no aplica a los de plata), puede que en algunos casos dejen un poco manchado el dedo. Es un proceso natural de la oxidación. Con el uso y el roce, la pieza pierde la capa inicial que le aplicamos de barniz para metales, que precisamente sella el oxidado natural de la pieza. Para darle solución en caso de que suceda, te dejamos este post con consejos y trucos para las piezas de latón, en concreto para los anillos de latón.

Ver soluciones para que el anillo de latón no manche>>

  • Según el tipo de agua de donde la persona vive. En zonas de costa, este tipo de metales tienden a oxidarse más rápido que en zonas rurales. Recomendable no mojar las piezas, mejor lavarse las manos sin ellas.
  • Uso de jabones, lacas, perfumes y colonias. Es recomendable que estos productos no entren en contacto con la joya, mejor aplicarlos antes de ponerse la joya.
  • Lugar de almacenaje de la joya. Se recomienda guardarla sola en el packaging Anuskas u otro envoltorio pero siempre separada de cualquier otra joya de metal.
  • Cantidad de azufre que haya en el ambiente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *